Debes saber que, tras el alquiler de una vivienda, el contrato de alquiler de plaza de garaje es el más común entre particulares. De hecho, si estás pensando en alquilar tu plaza o, directamente, eres tú el que vas a alquilar una, hay una serie de aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de preparar el contrato de arrendamiento y que es muy probable que no sepas.

Y es que, alquilar una plaza de garaje lleva consigo una serie de impuestos que debes tener en cuenta y que te contamos a lo largo de este post.

Descargar Contrato de alquiler de plaza de Garaje

¿Qué es un contrato de alquiler de plaza de garaje?

Pues ni más ni menos que el hecho de usar o de poner en uso una parcela de garaje a cambio de una renta mensual. Es muy común en casos en los que el propietario de la vivienda no tenga vehículo o cuando, por circunstancias, tiene más de una y no puede darle salida.

En este caso, se pone en alquiler dicho espacio para que pueda ser utilizado por otra persona, vehículo en este caso, a cambio de unas mensualidades.

¿Debes pagar impuestos por una parking para el coche?

Sí. Lamentablemente sí. El alquiler de una plaza de garaje hay que declararla y está sujeto a pagos de IRPF e IVA.

Impuesto IRPF en plaza de garaje

Aquí, el arrendatario tendrá que incluir los ingresos que ha obtenido por su alquiler de las plazas de garaje. En este caso, se trata de una renta inmobiliaria. Por tanto, hay que declararla como es el caso del salario o las rentas por los intereses bancarios. Eso sí, hay peros.

Debes saber que de esa cantidad que se ha obtenido, se pueden deducir los gastos como, por ejemplo, los de mantenimiento, luz y agua, primas del seguro del garaje y el IBI y las tasas de basura. Ojo, por lo general suelen venir dentro del recibo de la comunidad y, por tanto, va a ser súper sencillo el poder restarlos.

¿Cómo lo haces? Pues simplemente sumas todos estos recibos y los restas a lo que has percibido por la plaza. Por ejemplo, si has cobrado 100 euros al mes por ella, será un total de 1200 euros al año. A esa cantidad, le restas los gastos que te hemos comentado y listo. Esa será la cantidad que tendrás que declarar.

Por otra parte, también puedes deducir gastos de financiación (en caso de que estés pagando hipoteca) o gastos de agencia inmobiliaria (si la has alquilado a través de ella).

IVA

Aquí tienes que tener dos cosas en cuenta. La primera, que la plaza se haya alquilado de forma anexa a la vivienda y, la segunda, que se alquile de forma independiente. Si tu caso es el primero, estarás exento de pagar el IVA;  si estás en el segundo caso, sí que deberás aplicar el IVA.

Y, deberás aplicarlo, aunque el contrato sea entre particulares. Por tanto, el alquiler de la plaza de garaje estará sujeto a IVA. En caso de que el alquiler sea a una empresa, también será obligatorio. De hecho, la propia empresa deberá incluirlo en su contabilidad sí o sí.

¿Qué pasa si no declaro a Hacienda el alquiler de la plaza?

Y no, no es tan descabellada la idea. De hecho, es una de las economías sumergidas más extendidas en nuestro país. Eso sí, debes ir con mucho cuidado. Seguro que eres consciente de que Hacienda, al final, se entera de todo. Y dicho esto, puede llegar a sancionarte y hacerte pagar todo el dinero que debes más una multa y un recargo.

Vamos, que la broma puede salirte todavía más cara que lo que vas a percibir por el alquiler.

¿Puedo alquilar mi plaza de garaje aunque sea en una comunidad de vecinos?

Sí. El propietario de dicha plaza, si vive en el mismo edificio, es totalmente libre de alquilar su plaza a un vecino de la comunidad o no. Es decir, es libre de arrendar la plaza a quién desee. Eso sí, lo que no se puede hacer es vender la plaza de garaje de forma independiente de la vivienda si en las escrituras están unidas.

Del mismo modo, debes saber que si no se plasma lo contrario, el alquilado podrá subarrendar la propia plaza. Para que no se haga, se deberá plasmar en el contrato que no está permitida esta practica y, en el caso de que sea haga sin permiso, el propietario podrá emprender las medidas legales que crea oportunas.

¿Cómo se rescinde el contrato de este tipo de alquileres?

Se puede hacer de estas formas:

  • Por impago. En este caso se procederá al desahucio por parte del propietario al actual inquilino.
  • Por finalización del contrato. Debes saber que, si no se ha plasmado la duración exacta, el contrato se irá extendiendo de forma anual. Es decir, en caso de que el propietario no quiera seguir alquilando su plaza, deberá notificárselo al alquilado con 30 días de antelación.

¿Quién paga los gastos en el arrendamiento de un garaje?

Como te hemos comentado, es el propietario quien debe declarar los gastos en el alquiler de una plaza de garaje. Tanto del IVA como del IRPF. Además, será el arrendador quien se haga cargo de los gastos ordinarios y de las derramas de la comunidad o IBI, siempre y cuando no se ponga lo contrario en el contrato.

En el caso de que se produzcan daños en la plaza de garaje ajenos al alquilado, tendrá que hacer frente a ellos el arrendador. Eso sí, cuidado aquí. Debes saber que siempre debe incluirse una cláusula en la que se ‘obligue’ al alquilado a devolver la plaza tal y como se le entregó. Por tanto, los gastos por mal uso de la plaza, deberá hacerles frente el arrendatario.

Por tanto, ¿es importante hacer un contrato de alquiler de plaza de garaje?

Pese a que se puede hacer de forma verbal, lo cierto es que siempre es recomendable que exista un documento firmado por ambas partes en el que queden reflejadas las cláusulas más importantes.

Este documento conseguirá que, en caso de que exista algún problema que no se espera, se sepa de qué forma actuar. Así que, si piensas alquilar o eres tú el que vas a alquilar una, te recomendamos que el contrato de alquiler de plaza de garaje esté correctamente redactado y firmado.