El contrato de arras es uno de los más utilizados a la hora de realizar una compra de un inmueble. La razón está clara, sirve de garantía para ambas partes ya que se aseguran la transacción. Pero ¿en qué consiste? ¿Qué tipos existen? Te respondemos a todas tus preguntas ahora.

¿Qué es un contrato de arras?

Lo primero que debes saber es que se trata de un contrato privado firmado por ambas partes. Es conocido también como ‘anticipo’ ya que se produce una ‘reserva’ del inmueble en cuestión. Es decir, el comprador da una cantidad económica por la que se asegura recibir el inmueble antes de la firma del contrato ‘oficial’.

En este contrato deberá constar la identidad de ambas partes, el inmueble en cuestión y la cantidad que se ha percibido y la forma en la que se ha hecho.

Qué es un contrato de arras

Tipos de contratos de arras

Podríamos resumir este tipo de contrato en tres diferentes:

  • Arras confirmatorias

Es un contrato mediante el cual se garantiza que esa compraventa se realizará sí o sí. De este modo se asegura que el vendedor no va a echarse atrás. En caso de que lo hiciera, el comprador podrá exigir que lo cumpla y, si sigue sin hacerlo, tendrá que resarcir los daños y abonar los intereses establecidos al comprador según marca el Código Civil.

  • Arras penitenciales

En este caso sí que existe la posibilidad de que ambas partes puedan echarse atrás. Eso sí, con una serie de consecuencias:

  • Si es el comprador el que se echa atrás, perderá la cantidad que ha entregado al vendedor.
  • Si es el vendedor el que se echa atrás, deberá devolver el doble de la cantidad entregada al comprador.
  • Arras penales

En este caso, se cumpliría lo dicho en las arras penitenciales, pero además, no se impide la exigibilidad de la obligación. Es decir, en caso de que sea el vendedor el que se echa atrás, el comprador podrá exigir las indemnizaciones de daños pertinentes.

El contrato será como el anterior pero incluirá una cláusula penal en la que se establezca esta posibilidad.

¿Qué cantidad se debe desembolsar en un contrato de arras?

Por lo general debes saber que el importe está situado entre el 5% y el 10% del precio total de la compraventa. Eso sí, puede estipularse aquello que se desee por ambas partes. El importe no viene fijado de forma obligatoria.

Como te comentábamos antes, el contrato de arras es privado. Así que, serán los dos firmantes los que decidan de qué modo se va a realizar y bajo que consecuencias para ambas partes.