Contrato de arrendamiento o alquiler

¿Estás pensando en alquilar una propiedad o bien eres tú el que vas a alquilar una? Entonces necesitas un contrato de arrendamiento. Puede que al principio el tema contrato asuste un poco, pero no te preocupes. Te contamos todo lo que debes saber para que el resultado sea beneficioso (y justo) para ambas partes.

Contrato de alquiler

¿Qué es un contrato de arrendamiento o alquiler?

Pues es, ni más ni menos que un documento por el cual un propietario cede, para el uso y disfrute, una propiedad o parcela a otra persona durante un tiempo determinado a cambio de una renta mensual que vendrá estipulada en el mismo.

Por lo general, se trata de un documento que es acordado por ambas partes.

Tipos de contrato de arrendamiento

Son muchos los modelos de contrato que podemos encontrar, pero nos gustaría destacar los siguientes:

¿Que debe incluir un contrato de alquiler?

Cada contrato puede ser distinto, eso sí, existen unos datos que deben estar sí o sí incluidas y son las siguientes:

  • Los datos personales tanto del arrendador como del arrendatario. Nombre, dirección, DNI, fecha de nacimiento…
  • La descripción de la propiedad a alquilar. Aquí habrá que especificar con todos y cada uno de los datos dónde está ubicada y otra información que sea relevante sobre la misma.
  • La duración del contrato.
  • La renta que va a suponer esa transacción. Es decir, en otras palabras, la cuantía del alquiler.
  • Las cláusulas que se acuerden entre cada una de las partes.

¿Cómo se realiza la formalización de un contrato?

¿Sabías que no es necesario que un contrato de arrendamiento o alquiler sea por escrito? Y es que existe la posibilidad de que el contrato se realice de forma verbal. Obviamente, como podrás imaginar, no es muy utilizado ya que, en caso de que suceda algo en la vivienda o propiedad, puede llevar a que existan verdaderos problemas entre ambas partes.

Este contrato puede descargarse fácilmente en internet o, incluso, puedes hacerte con él en estancos y cuenta con los datos básicos que se tendrán que rellenar con la cuantía y datos personales de cada uno.

Aun así, también existe la posibilidad de redactarlo directamente por las dos partes o bien por un profesional.

¿Cómo redactar el contrato de alquiler?

¿Habéis decidido hacerlo vosotros mismos? Te contamos qué es lo que debe incluir este contrato.

  • El lugar y la fecha. Es decir, cuándo y dónde se está realizando el contrato que estáis escribiendo ahora mismo.
  • Reunidos… En este punto irán los datos de ambas personas. ‘De una parte’ y el nombre del propietario, y ‘de otra’ el nombre de la persona o personas que lo vayan a alquilar. Debes saber que, como mínimo, debe contener los nombres completos, su dirección actual y el DNI.
  • Manifiestan… En este punto bastará con decir que se trata de un contrato de alquiler y se darán todos los datos de la vivienda, espacio o propiedad. Dónde está situada, la distribución, los metros que tiene… En definitiva, todo aquello que pueda decirse sobre ella.
  • Estipulan… Es aquí donde irán todas y cada una de las cláusulas que desean incluirse. Al menos estarán estas:
    • La duración por la que se realiza el contrato.
    • La renta que se va a percibir por el alquiler.
    • La fianza que suele ser de al menos una mensualidad.
    • El destino. En este caso el de vivir o el de utilizar la propiedad.
    • La conservación. Aquí se incluirá el hecho de que el alquilado deberá preservar el buen estado de aquello que alquila.
    • Los gastos o impuestos. Nos referimos al pago de gastos de comunidad (si los hubiera) o del IBI; entre otros. Se deberá estipular quién se encarga de los gastos.
    • Reparaciones. Quién se haría cargo de los problemas que puedan suceder durante la duración del alquiler.
    • Demora en el pago. Cómo se procedería en el caso de que no se pagara el importe.

¿Cuánto dura un contrato de alquiler o de arrendamiento?

Debes saber que la duración la estipularás las partes. Aun así, existen tres casos en concreto a tener en cuenta:

  • En caso de que dure menos de cinco años. Si el contrato se realiza por un periodo de menos de cinco años, el propietario tendrá derecho de prorrogarlo cada año y, con un mes de antelación, podrá desestimarlo cuando quiera.
  • Con plazo indeterminado. Si no se dice cuándo va a acabar el contrato, se renovará cada año con prórrogas hasta los cinco años de duración.
  • En caso de que sea un contrato de más de cinco años. Aquí el propietario solo podrá rescindirlo si ha durado, al menos, esos cinco años y tendrá que dar un aviso al menos con dos meses de antelación.

¿Cómo se paga la renta del alquiler?

En primer lugar, la cuantía es libre. Es decir, es el precio que, o bien estipula el propietario o bien acuerdan entre ambas partes. Además, se pagará de forma mensual dentro de los primeros siete días del mes. A no ser que se haya estipulado lo contrario.

Debes saber que el propietario está obligado a entregar un recibo de pago a su arrendatario. El pago se podrá hacer en metálico o bien por transferencia bancaria. En este caso también se estipulará en el contrato la forma.

Por cierto, tienes que tener claro también que la Ley obliga a dar un mes, mínimo, de fianza.

El pago de los gastos

Es uno de los puntos más importantes. Por lo general, los gastos de luz, agua, gas o internet suelen ir a cargo de la persona que alquila la propiedad. Aun así, puede llegar a estipularse lo contrario en el contrato.

Por otra parte, aquellos relacionados con gastos de comunidad o impuesto, suelen correr a cargo del propietario.

Eso sí, sea como sea, TODO debe ir por escrito para que quede constancia de ello.

Finalización del contrato de alquiler

El contrato finalizará cuando quede estipulado en el propio contrato. Pero, en algunos casos puntuales, puede darse también de otras formas como:

  • Desistimiento del contrato de alquiler. Pasará cuando una o ambas partes ponen fin a la relación.
  • Resolución del contrato de alquiler. En caso de que se incumplan las obligaciones y una de las partes decida acabar con el contrato.
  • Suspensión del contrato de alquiler. Cuando se interrumpe temporalmente el plazo.

En cualquier caso, te recomendamos que ante cualquier duda con el contrato de arrendamiento o alquiler te pongas en manos de un profesional. Piensa que estamos ante un documento que, una vez firmado, tiene total validez legal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies