Es posible que nunca hayas oído hablar del contrato de comodato pero es más utilizado de lo que crees. Debes saber que la palabra ‘comodato’ viene de la palabra ‘comodoro’ que significa ‘prestar’. Pero ¿cuáles son las condiciones? ¿Qué requisitos tiene? En este post te lo contamos todo.

¿Qué es un contrato de comodato?

Un contrato de comodato es un préstamo para poder utilizar un objeto de forma totalmente gratuita. La persona que lo recibe hará uso de ella y luego devolverá la cosa recibida del mismo modo en la que la recibió. Es decir, sin ningún tipo de daño. Puede realizarse también en inmuebles.

De este modo, el comodate (la persona que entrega) se asegura que el comodatario (la persona que recibe) la devuelva en buen uso y bajo las condiciones pactadas.

Qué es contrato de comodato

¿Cuáles son las características de un contrato de comodato?

Entre sus características se encuentran las siguientes:

  • Se trata de un contrato unilateral. Es decir, el comodatario es el que está en la obligación de cuidar la cosa y respetar los términos.
  • El comodatario también está obligado a conservar tanto el mueble como la cosa recibida en buen estado.
  • El comodatario tendrá que reparar los datos que se produzcan.
  • El contrato es totalmente gratuito.
  • Se trata de un contrato totalmente real.
  • En caso de que se produzca una pérdida del objeto o cosa, será el comodatario la persona que se encargue de responder.
  • El comodatario no podrá, en ningún caso, dar uso a un tercero sin la autorización del comodato.

¿Qué elementos debe incluir un contrato de comodato?

Estos son los elementos que debe incluir sí o sí.

  • Consentimiento. El comodante da permiso para la utilización de esa cosa o inmueble y el comodatario se compromete a devolverla en buen estado.
  • Objeto. Debe describirse aquello prestado ya sea un mueble o inmueble.
  • Entrega. Debe especificarse cómo va a realizarse la entrega de la cosa.
  • Duración. Debe establecerse cuánto va a durar el contrato en sí. Con fecha de inicio y finalización.

¿Cuáles son las ventajas y deventajas del contrato de comodato?

Entre las ventajas se encuentran estas:

  • Se puede disfrutar del bien de forma totalmente gratuita. Es decir, no hay remuneración por el medio. En caso de que sí que lo hubiera, se trataría de un contrato de arrendamiento.
  • El propietario conserva en todo momento el bien o inmueble.
  • El propietario recupera el bien o inmueble en el plazo establecido.

Entre las desventajas se encuentran estas:

  • No existe remuneración económica para el propietario.
  • El comodatario adquiere la propiedad solo para su uso. No podrá prestarla ni venderla ni alquilarla.
  • En caso de que la cosa prestada de frutos, el comodatario no adquiere su propiedad. Serán del propietario.

El contrato de comodato es utilizado, por lo general, entre familiares o amigos.