El contrato de compraventa de moto entre particulares es uno de los más comunes en nuestro país. Las razones son claras: cada vez son más las personas que optan por obtener una moto de segunda mano antes que comprarse una nueva.

Eso sí, antes de firmar cualquier tipo de documento debes tener claro que es importante que tomes una serie de consideraciones que te contaremos a lo largo de este post.

¿Qué debe incluir el contrato de compraventa de moto entre particulares?

Al igual que ocurre con la compraventa de un vehículo usado, cuanto más completo esté el contrato mejor. Como mínimo, debe incluir estos datos:

  • Identificación de ambas partes. Algo fundamental en todo contrato. Nombre, apellidos y DNI tanto del comprador como del vendedor.
  • Fecha y hora en la que se firma el contrato. Así quedará reflejada la hora exacta en la que se hace ese traspaso.
  • Datos de la moto. Importante que se muestre la matrícula, los kilómetros, el número de modelo…
  • Estado de la moto. Todo aquello que tenga que ver con las condiciones en las que se encuentra la moto.
  • Libre de cargas. Hay que asegurarse de que no se está pagando ningún tipo de préstamo por esa moto ni otro tipo de impuesto o permiso.
  • Precio y condiciones de la venta. Se establecerá el precio,  la forma en la que se va a pagar la moto (efectivo o transferencia), y se establecerá que será el comprador el que se hace cargo del impuesto de Transmisiones Patrimoniales (un 4%).

Contrato para comprar o vender una moto

Qué debes tener claro antes de firmar un contrato de compra venta de una motocicleta

Hay unas cuestiones que debes dejar perfectamente atadas:

Asegúrate de que el vendedor es el propietario de la moto

Tan solo necesitas el DNI del vendedor. Con ello podrás hacer el trámite directamente en la página web de la DGT. Allí verás si realmente esta moto le pertenece o no. Además, en este informe también se mostrará esto:

  • Datos técnicos del vehículo.
  • Los propietarios que ha tenido anteriormente la moto.
  • La situación de la modo. Es decir, si puede circular o no.
  • La fecha en la que caduca la ITV.
  • Las cargas que puedan impedir la venta de esa moto.

Impuesto de vehículos de tracción mecánica

Suele hacerse efectivo a 1 de enero pero se cobra más adelante. Así que, si se hace la venta antes de que se haya cobrado, es necesario que quede claro en el contrato quién se va a hacer cargo de este cargo.

Declaración del vendedor de que la moto no tiene caídas ni averías

Un documento firmado en el que el vendedor deje claro que la moto no tiene ningún tipo de avería o no ha sufrido ningún tipo de caída grave. Por lo general, suele firmar este documento en un taller en la ciudad.

¿Cómo se cambia la titularidad de una moto?

Cuando se vende una moto es necesario cambiar la titularidad. Este trámite tendrá que hacerlo el comprador en un plazo de 15 días tras la firma de contrato como máximo. Tiene un coste de unos 26 euros y hay que hacerlo en la Jefatura de Tráfico. Además, deberá enviar un justificante del cambio al vendedor.

En caso de que el vendedor no reciba el justificante, tendrá que acudir también a tráfico a notificar por su cuenta la venta de la moto. En este caso tiene un coste de 8 euros.

Sea como sea, asegúrate de que el contrato de compraventa de moto entre particulares está lo más completo posible para evitar problemas futuros.

Si quieres puedes echar un ojo al resto de tipos de contratos de compra venta que existen.