El contrato de mandato es uno de los más utilizados por parte de grandes empresas y, a lo largo del post, entenderás porqué. Es uno de los contratos más conocidos gracias a sus características y su legalidad. Te contamos en qué consiste, cuáles son las características y qué tipos hay.

Partes que forman el contrato de mandato

  • Mandante. Es la persona jurídica o natural que hace el encargo en sí.
  • Mandatario. Es la persona que se encarga de aceptar ese encargo.

¿Cuáles son las características del contrato de mandato?

  • Puede ser tanto gratuito como oneroso. Dependiendo de aquello que se transfiera.
  • Es un contrato típico o nominado.
  • Es un contrato principal.
  • Es conmutativo.
  • Es de tracto sucesivo.
  • Es bilateral. Tienen obligación ambas partes.
  • Es un contrato de medios.

Qué es un contrato de Mandato

Partes del contrato de mandato

Cuenta con las siguientes:

  • Consentimiento. Se puede contratar de forma expresa o tácita o bien con una escritura privada o pública. Sea como sea, vincula a ambas partes.
  • Capacidad. Se pueden contratar a aquellas partes que intervienen en el contrato con efectos plenos. Por tanto, se trata de una relación jurídica totalmente válida y el mandante se compromete.
  • Objeto. Se trata de un acto jurídico en el cual hay una declaración de voluntad por ambas partes.

Tipos de contrato de mandato

Existen de dos formas:

  • Contrato general. En el que se engloban todos y cada uno de los negocios del mandante.
  • Contrato especial. En el que solo se engloban determinados negocios del mandante.

Pero, además, el contrato puede ser en nombre propio (si actúa la persona en cuestión en nombre propio) o representativo (si manda a un representante por cuenta ajena).

¿Cuáles son las obligaciones del mandatario?

El mandatario está obligado a lo siguiente:

  • Tiene la obligación de ejecutar el mandato en cuestión.
  • El mandato lo tiene que ejecutar personalmente o bien a través de un representante con representación amplia o específica.
  • Debe cumplir las instrucciones recibidas por el mandante.
  • Tiene que dar cuenta acerca de la ejecución de lo que realiza.

¿Cuáles son las obligaciones del mandante?

  • Se compromete a pagar la retribución acordada.
  • Paga los gastos que haya conllevado la tarea por parte del mandatario.
  • Debe indemnizar al mandatario por los perjuicios y los daños que haya podido sufrir.

¿Por qué finaliza un contrato de mandato?

Puede finalizar por estas causas:

  • Por finalización natural del acto.
  • Por un vencimiento del plazo.
  • Por un cierre del negocio que dio la tarea.
  • Por una rescisión del contrato en caso de que se produzca un incumplimiento por ambas partes.
  • Por una nulidad en el contrato.
  • Por una renuncia por parte del mandatario.
  • Por muerte de alguna de las dos partes.

El contrato de mandato, como te decíamos, es muy usado por empresas grandes en las que sus presidentes no pueden acudir a las reuniones en cuestión.