Puede que no sea uno de los contratos más conocidos por todos, pero te aseguramos que el contrato de mutuo es bastante utilizado y, por ello, en esta web no podía faltar. De hecho, te contamos en qué consiste, cuáles son las partes que debe incluir y, por supuesto, cuáles son los requisitos que se deben cumplir

¿Qué es un contrato mutuo?

El contrato mutuo es una figura jurídica mediante la cual un mutuante transfiere una suma de dinero u otras cosas fungibles a un mutuario que le devolverá una de la misma calidad y especie.Es un tipo de préstamo con el cual se entrega algo de la misma especie a cambio de que se devuelva otro igual.

Entre las características del contrato mutuo se encuentran estas:

  • Es un contrato unilateral. Las obligaciones las tiene la persona que recibe el préstamo.
  • Contrato real. Se formaliza con la entrega de la cosa en cuestión.
  • Contrato oneroso. En el caso en el que se realiza una operación de crédito de dinero.
  • Traslaticio de dominio. Esto es, ni más ni menos, que el proceso por el cual el mutuante transfiere la cosa prestada al mutuario. Es decir, ahora el mutuario pasa a ser dueño de ella.

Que es un contrato de mutuo

 ¿Quiénes son las partes que forman un contrato mutuo?

Te lo hemos ido avanzando. Estas son las partes que lo forman:

  • Mutuante. Es la persona que está obligada a transferir o bien una suma de dinero, unas cosas fungibles o una propiedad.
  • Mutuario. Es la persona que recibe la cosa transferida por el mutuante. Es el que tiene la obligación legal de devolver o bien la suma de dinero o bien los bienes transferido con la misma calidad y especie.

Requisitos del contrato de mutuo

Este contrato debe cumplir los siguientes objetivos:

  • Consentimiento. Es el acuerdo por el que lleguen las dos partes respecto a aquello que se va a transferir.
  • Objeto. Es aquello que se va a consumir y transferir.
  • Capacidad. La capacidad de ambas partes por transferir y por recibir.
  • Forma. Es cierto que no existe una formalidad para su validez, pero es necesario que exista para que quede una constancia escrita en la que se vea el tipo de contrato de mutuo que es. Te los contamos ahora.

Tipos de contrato de mutuo

Existen cuatro tipos distintos:

  • Mutuo civil. En caso de que la cosa prestada no sea para comercio.
  • Mutuo mercantil. En caso de que sí que sea para actos de comercio.
  • Mutuo simple. No cuenta con obligaciones ni intereses específicos.
  • Mutuo con interés. Cuando existe un pago de intereses por los bienes entregados por el dinero.

El contrato mutuo puede realizarse tanto por empresas, como autónomos o particulares.