¿Se jubila uno de tus trabajadores de forma anticipada y no sabes qué camino seguir para poder sustituirle? En este post te hablamos del contrato de trabajo de sustitución por jubilación anticipada para que sepas cuáles son los requisitos que se deben cumplir y cómo debe formalizarse.

¿Qué es un contrato de trabajo de sustitución por jubilación anticipada?

Es aquel contrato que tiene como objetivo la contratación de trabajadores desempleados para sustituir a trabajadores que han decidido anticipar su edad de jubilación a los 64 años (en lugar de los 65 establecidos por ley). Por tanto, este contrato laboral solo podrá realizarse si al trabajador en cuestión le falta un año como mínimo para poder jubilarse de forma ordinaria.

Firmar un contrato de sustitución

¿Cómo debe formalizarse el contrato?

Lo primero que debes saber como empresa es que este contrato se podrá realizar en cualquiera de los contratos vigentes a excepción del contrato a tiempo parcial y por contratación eventual por circunstancias de la producción.

Este contrato deberá ser siempre formalizado de forma escrita y deberá constar tanto el nombre de la persona que va a jubilarse como el del nuevo trabajador. La empresa tendrá un plazo de diez días para comunicar el contrato a la Oficina de Empleo en cuestión.

Características del contrato de jubilación anticipada

Este contrato, como te decíamos, debe contener ambos nombres. Además, no puede excederse más allá de un año. En el caso de que durante este año el trabajador recién contratado fuera cesado, la empresa tendrá que sustituirlo en un plazo de 15 días por otro trabajador que esté desempleado hasta que se alcance el año del contrato.

Si no se realizará de este modo, la empresa tendrá que ‘devolver’ a la administración el importe de la prestación de jubilación del trabajador sustituido desde que se contrató al nuevo trabajador.

¿Qué requisitos deben cumplirse?

Te contamos de forma resumida y clara cuáles son los requisitos que se deben cumplir.

  • Al trabajador que quiere jubilarse no le puede faltar más de un año para alcanzar la jubilación ordinaria.
  • El trabajador que sustituye debe estar sí o sí desempleado e inscrito como tal en la Oficina de empleo.
  • Como te decíamos, no se pueden realizar  contratos a tiempo parcial o contratos eventuales por circunstancias de la producción.
  • La duración mínima del contrato es de un año mínimo.
  • El trabajador sustituido debe tener una copia del contrato y deberá presentarlo en la administración correspondiente para poder optar a la pensión de jubilación.
  • Dependiendo del caso, podrá recibir una indemnización que equivaldría a ocho días de salario por año trabajado.
  • La empresa tendrá que informar a los demás trabajadores de la existencia de este puesto vacante para que puedan acceder a él.