Contrato de trabajo temporal

El contrato temporal de trabajo es uno de los más recurrentes en nuestro país. Por ese motivo, en este post te contamos en qué consiste, en qué casos se da y cuándo puede llegar a convertirse en un contrato indefinido.

Qué es un contrato temporal

¿Qué es un contrato de trabajo temporal?

Es aquel en el que se establece una relación laboral por un tiempo determinado entre el trabajador y el empresario. Este contrato podrá ser tanto a tiempo parcial como a tiempo completo.

Debes saber que, por lo general, deberá ser formalizado por escrito y firmado por ambas partes. Eso sí, hay casos puntuales en los que, si el periodo es inferior a cuatro semanas y a jornada completa, podrá darse de forma verbal (aunque no es lo habitual).Es uno de los contratos de trabajo más  habituales.

¿En qué casos puede darse un contrato de este tipo?

Existen tres casos en concreto que te detallamos ahora:

  • Por una obra o servicio determinado. Es decir, por una razón obvia. En este caso se deberá especificar realmente cuál es el motivo de la contratación. Estos contratos son muy habituales la realización de una reforma en concreto o de un proyecto determinado. En el contrato deberá decirse la duración (el por qué tiene esa duración) y el trabajo que se realizará.
  • Por interinidad. En caso de una sustitución de otro empleado durante un periodo de tiempo en concreto. De hecho, ese contrato finalizará cuando vuelva el ‘dueño’ del puesto. Se da en casos de vacaciones, excedencias o bajas.
  • Por circunstancias especiales de la producción. En caso de exceso de trabajo o pedido que conlleve un mayor trabajo por parte de la empresa. Como podrás imaginar, aquí entran las campañas de verano o navidad.

¿Qué derechos tiene el trabajador en un contrato temporal?

Debes saber que, pese a que el contrato sea temporal, el trabajador tiene los mismos derechos que tendría en caso de un contrato indefinido. Nos referimos a casos de días libres, vacaciones o condiciones de paro.

Del mismo modo, tendrá derecho a percibir una indemnización que será de 11 días por año trabajado y su finiquito se dará en las mismas condiciones que en caso indefinido.

¿Cuando se convierte un contrato de trabajo temporal en indefinido?

  • En caso de que un trabajador haya estado contratado por un periodo superior a 24 meses en un plazo de 30 meses.
  • Cuando el contrato no esté redactado correctamente.
  • Cuando el empresario no cumpla con las obligaciones establecidas. Es el caso, por ejemplo, en el que la empresa no de al trabajador de alta en la Seguridad Social en el plazo que debiera.

¿Qué debe incluir un contrato temporal de trabajo?

A parte de, como imaginas, la identificación de ambas partes, el contrato deberá incluir, como te hemos comentado antes, el número de trabajo al día (es decir, si es jornada parcial o continua), las horas al mes, a la semana y al año y la distribución de las mismas.

En caso de que este hecho no esté plasmado, se podrá creer que el contrato es a jornada completa.

El hecho de que las obligaciones del empresario sean más bien limitadas en este tipo de contratos, hace que, como te decíamos, el contrato de trabajo temporal sea uno de los más realizados en nuestro país.

Descargar modelo de contrato de trabajo temporal

El SEPE nos ofrece la posibilidad de descargar el contrato correspondiente para cumplir con todos los aspectos legales en un contrato de este tipo.

Puedes descargar el contrato en este enlace.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies