Distintas son las herramientas empresariales que se tienen al alcance de la mano para poder lograr los objetivos marcados y entre esas están las que ayudan a conocer la viabilidad de un nuevo servicio, producto o proyecto en general. En concreto, la más efectiva y necesaria de este concreto tipo de herramientas es la que se conoce como estudio de mercado.

Qué es el estudio de mercado

Para ayudarte a conocer a aquel un poco más a fondo, en pro de determinar si es lo que necesitas para tu negocio, a continuación te vamos a indicar desde qué es, hasta cuáles son sus principales señas de identidad, las claves para llevarlo a cabo e incluso las ventajas que trae consigo.

¿Qué es el estudio de mercado?

Lo primero que tenemos que tener claro es en qué consiste un estudio de mercado. Pues bien, podemos establecer que se trata de un conjunto de acciones e iniciativas que se realizan a nivel empresarial con la clara finalidad de conocer la viabilidad comercial de una actividad en concreto que se quiera poner en marcha.

Viabilidad esa que se sabrá a partir de descubrir cuáles serían las respuestas del público objetivo, de la competencia e incluso de los proveedores ante el lanzamiento de ese nuevo producto o servicio que se desea lanzar.

Es importante saber que no debe confundirse con investigación de mercado. Y es que son conceptos diferentes. Así, el citado estudio se centra en datos e informaciones de posibles clientes, resultados o proveedores sobre un producto o servicio que se quiere poner en marcha. Sin embargo, la investigación de mercado es un método para obtener, analizar e interpretar datos para una situación y momento concreto de un producto o servicio que ya está disponible.

Características del estudio de mercado

Por supuesto, también es necesario tener en consideración que si puede resultar útil es porque cuenta con una serie de señas de identidad tan importantes como son las siguientes:

  • Viene a dejar patente cuál es la realidad del mercado en el que se trabaja y al que se pretende lanzar esa citada nueva iniciativa. En concreto, viene a exponer cuáles son las necesidades que existen en el mismo, los productos que ahora están cubriendo esas en parte o en la totalidad…
  • También se encarga de dar a conocer cuáles son los productos o servicios que más se están demandando por parte del target en ese instante.
  • De la misma manera, ayuda a dejar patentes cuáles serían los canales de comercialización y distribución que existen y que se podrían utilizar para poder hacer llegar a ese público objetivo el producto o servicio que se quiere lanzar.
  • El estudio de mercado también se identifica porque permite conocer a fondo la competencia: sus debilidades y fortalezas, lo que ofrecen al consumidor…

Ventajas del estudio de mercado

Si dentro del ámbito empresarial esta herramienta ha conseguido convertirse en un verdadero referente es porque la misma, sin lugar a dudas, trae consigo una larga lista de ventajas. En concreto, entre las más importantes podemos destacar algunas como las siguientes:

Ayuda a triunfar

Sin lugar a dudas, el primer beneficio que tiene realizar ese estudio no es otro que triunfar con el producto o servicio que se quiere poner en marcha. Sí, porque evita el caer en errores al dar mucha información que resulta beneficiosa para realizar los cambios que se consideren oportunos en pro de no caer en un verdadero fracaso.

Es más, gracias a esa herramienta se pueden descubrir proyectos que no deben hacerse realidad porque serían un fiasco.

Permite conocer más a fondo el target

De la misma manera, realizar un estudio de mercado es una forma de poder conocer en profundidad al target, al público objetivo, que disfrutará de ese lanzamiento que se tiene entre manos. Así, al saber sus gustos, preferencias o necesidades se podrá perfeccionar al máximo el proyecto para que se ajuste al máximo a lo que aquel reclama.

Da la posibilidad de saber todo sobre la competencia

En el mercado es fundamental conocer a la competencia no solo para descubrir las fortalezas que le hacen ser un referente de un sector en concreto sino también para saber cuáles son las debilidades. Y es que estas son las que deben tenerse más en cuenta para lanzar un producto o un servicio que las supla y que, por tanto, atraiga al público permitiendo así superar a aquellas compañías.

Cómo analizar la competencia

Ayuda a planificar el proyecto que se tiene en mente

Por supuesto, no hay que olvidar que esta herramienta empresarial que nos ocupa permitirá tener muy claro cómo hay que planificar el proyecto que se tiene entre manos. Y es que da la posibilidad de conocer los mejores canales de comercialización y distribución, los proveedores más adecuados, las estrategias frente a la competencia, las campañas de marketing más adecuadas…

Claves para hacer un estudio de mercado

Si después de conocer a fondo qué es el estudio de mercado, se toma la decisión de llevar uno a cabo, hay que tener muy claros cuáles son las claves para realizarlo adecuadamente. Nos estamos refiriendo a pilares como estos:

  • Lo primero será definir de forma firme y sin rodeos cuál es la meta que se pretende alcanzar con él.
  • Después llega el momento de recopilar información sobre el sector en el que se pretende lanzar el proyecto. Para eso se optará por hacer uso de Internet, de las Cámaras de Comercio, de asociaciones empresariales, de organismos públicos, de revistas especializadas….
  • A continuación, se tendría que realizar lo que se conoce como observación directa y que no es otra cosa que, in situ, comprobar cómo se comportan los clientes tanto en el propio local como en otros de la competencia. También es interesante acometer encuestas y entrevistas para poder obtener más información del target.
  • Analizar a la competencia es fundamental para lograr los resultados esperados en un estudio de mercado. Y para eso se pueden estudiar desde sus espacios web hasta sus resultados económicos pasando por sus redes sociales o los comentarios que sobre ella dejan los usuarios.
  • Definir el target o público objetivo que se va a tener con esa iniciativa es otra clave esencial para elaborar un estudio de mercado que, al final, quedará recogido y plasmado en un informe final con todos los datos expuestos. Así, permitirá llegar a una conclusión clara acerca de la viabilidad o no de ese producto o servicio que se tiene en mente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *